Ética y pragmatismo: La empresa total (I)

De la articulación entre los intereses empresariales y el bien común

Hace unas semanas leía en una entrevista a Antonio Argandoña que la RSE es la articulación sistemática de los intereses empresariales y el bien común (cito de memoria). Creo que a estas alturas, la expresión se ha acuñado ya como un meme para los profesionales de esta especialidad. Estoy de acuerdo con el enfoque general, pero creo que es necesario introducir algunos matices para dar más concreción a la expresión y evitar equívocos que considero de importancia.

La “articulación”, nos dice el profesor Argandoña, tiene que ser sistemática, esto es, aplicada con método y constancia para que forme parte del saber hacer y se ejecute siempre. Pero esta cualidad puede aplicarse a aspectos parciales de la gestión, como puede ser el impacto de la huella ecológica de la actividad de la empresa. No es que esto carezca de importancia, la tiene y mucha, pero estaríamos gestionando aspectos parciales y las posibilidades de mejora para la organización en la triple cuenta de resultados se verían mermadas.

Si queremos que la RSE desarrolle todo su potencial como modelo estratégico y tenga impacto en los elementos claves de la gestión, también hay que dotar al modelo de un enfoque sistémico en el pensamiento y en la acción, para que su influjo se centrifugue a toda la organización y pueda desarrollar todo su potencial estratégico con impacto en todas las áreas de la gestión.

Cuando hablamos de “articular intereses” entre dos partes, la experiencia cotidiana nos muestra, con más frecuencia de la deseable, los términos de esta relación como dicotómicos; esto es, pugnando entre sí para conseguir ventaja frente a la otra parte. Por tanto, si queremos que la “articulación” sea armónica, es necesario introducir elementos correctores para evitar algunos peligros.

Conociendo donde estamos, como hemos llegado hasta aquí y cual es el modelo de pensamiento dominante, esto de “articular intereses” supone, en mi opinión, una invitación a establecer un  enfoque dialéctico (en sentido negativo) de esa relación, donde cada parte busca conseguir una posición de ventaja respecto de la otra, lo que en la práctica supone un resultado de suma cero, donde una parte gana y la otra pierde. Tenemos ejemplos a diario en todas las esferas de la vida cotidiana donde las partes tratan de sacar ventaja de su posición (explotando la asimetría real o percibida); lo vemos en la “articulación de intereses” entre partidos políticos, los agentes sociales, en la empresa privada con los proveedores, los trabajadores, clientes, etc.

La RSE tiene otra naturaleza y busca otra manera de gestionar los intereses de las partes. Como modelo de gestión tiene un enfoque relacional, de múltiple dirección, que busca mejorar la relación con los públicos interesados y los resultados de la actividad de la organización. Para esto, es necesario la práctica de la equidad y la transparencia como elementos claves de la relación, con el fin de generar confianza y poder sumar sinergias al proyecto común que es, o debería ser, el desarrollo de la empresa, como contribución del sector privado al desarrollo social y humano.

Así, la “articulación de intereses” desde la perspectiva de la RSE, implica un sesgo positivo basado en la confianza que genera la búsqueda de la equidad para las partes y la práctica de la transparencia como forma de relación. No, no es buenismo, es una visión ética de la función de la empresa en la sociedad y un enfoque práctico que permite movilizar lo mejor de todas las partes en el empeño común de hacer sostenible la actividad de la empresa y mejorar la calidad de la relación con los públicos interesados.

Por tanto, creo que la articulación de los intereses empresariales y el bien común tiene que ser sistemática, sistémica y de sesgo positivo para buscar y conseguir beneficio para todas las partes: gano yo, ganas tú, ganamos todos.

Este es el reto que nos propone la RSE como modelo de gestión

RAFAEL ORTIZ

 

Formación Presencial en toda España

llamada-mapa
   Alicante         Murcia         Valencia

   Madrid           Sevilla         Granada

Entidades Colaboradoras

     logo ucam letras azul   AF LOGO QUORUM NUEVO  corresponsables ok   logo colegio educadores murcia cpesrm    colegio