Ética y pragmatismo: La empresa total (II)

Pagmatismo y Ciudadanía Corporativa

Ética y pragmatismo son los dos ejes que definen la gestión de las empresas en el siglo XXI. Hablaremos en esta ocasión de pragmatismo tal y como se entiende en la mayoría de las empresas; también revisaremos como interpreta el aspecto práctico, en la gestión de las organizaciones, el modelo de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

El pragmatismo es, en la práctica, el territorio por excelencia de las empresas, donde se encuentran más cómodas y obtienen las mayores certidumbres en relación con su gestión. Las empresas saben mucho de pragmatismo, o por decirlo de manera más precisa, de un cierto enfoque de pragmatismo, aquel que es sinónimo de practicidad, que busca la eficiencia y la eficacia. Este enfoque es bueno y necesario, ya que permite la optimización de los recursos, con el consiguiente beneficio para todas las partes.

Las empresas tienen, también, otra forma más sutil de interpretar el pragmatismo, cuando lo utilizan como sistema de validación de sus decisiones y prácticas empresariales. Es una forma de pensamiento en el que la bondad de la acción recae, casi exclusivamente, en el resultado que produce: si se consiguen los objetivos que se persiguen la acción es buena. Como quiera que los objetivos, en las empresas que no tienen músculo ético o lo tienen debilitado, son básicamente los de los accionistas, el resultado es con frecuencia lesivo para el resto de los públicos interesados.

Las empresas gestionadas con este paradigma, basan sus decisiones en juicios operacionales que mutan en función de las necesidades de organizaciones, que tiene una visión de corto plazo, donde lo que importa es el beneficio rápido sin reparar en el “qué” ni en el “cómo” de las acciones que realizan sus directivos. Estas son empresas inacabadas, inmaduras. Si hacemos un paralelismo con el desarrollo psicobiológico de las personas, estas organizaciones y sus dirigentes se encontrarían en el estadio de desarrollo de la infancia, caracterizado por el egocentrismo, el tamaño descomunal de su punto ciego y la dificultad para empatizar con su entorno. No es sorprendente esta afirmación, si como dice Deepak Chopra la mayoría de las personas interrumpimos nuestro desarrollo emocional entre los ocho y los diez años. Llegados a este punto, habrá que escuchar con atención lo que tenga que decir la psicoeconomía.

Así pues, en ausencia de ética, las empresas se convierten en juguetes en manos de adultos inmaduros capaces de mentir/engañar para satisfacer una pulsión pueril de control y posesión. Frente a estos gestores y empresas, están las empresas  ciudadanas (las que han alcanzado el estado de madurez y se han hecho adultas), cuyos directivos tienen claro que las empresas son artefactos sociales cuya función es colaborar en el desarrollo social y humano, de la forma que mejor saben hacer, que es creando riqueza para el conjunto, en vez de utilidades para sí mismos. Para estos directivos el desarrollo social es una aspiración  constante, puesto que repercute directamente en el desarrollo de sus negocios. Una empresa no puede ser próspera, ni es posible crear tejido empresarial desarrollado, en una sociedad empobrecida.

La RSE es el modelo de gestión que facilita el tránsito de las empresas inmaduras al estado de adultez, y lo hace de forma sistemática, con enfoque sistémico, buscando el equilibrio necesario entre el impulso ético y el enfoque pragmático para crear una empresa total, capaz de satisfacer las necesidades y expectativas de los públicos afectados por la actividad de la empresa.

Dejamos para otra ocasión, la forma en que las empresas pueden adoptar un enfoque pragmático para desarrollar su actividad y alcanzar la excelencia empresarial y directiva, a partir del modelo de gestión estratégica de RSE. Hasta entonces.

RAFAEL ORTIZ

 

Formación Presencial en toda España

llamada-mapa
   Alicante         Murcia         Valencia

   Madrid           Sevilla         Granada

Entidades Colaboradoras

     logo ucam letras azul   AF LOGO QUORUM NUEVO  corresponsables ok   logo colegio educadores murcia cpesrm    colegio